SÍ, A LA ADAPTACIÓN

En el mes de Febrero y Marzo de 2022, los alumnos de grado superior de Animación Sociodeportiva, comenzaron un proyecto de Aprendizaje Servicio, el cual tenía dos pautas: contactar con asociaciones de diversidad funcional o exclusión social y preparar una sesión deportiva adaptándola a las características y necesidades de los usuarios.

- Nos trasladamos hasta Villamayor de Gállego para visitar la Fundación Los Pueyos. Los alumnos de 2º de ANSO desempeñaron una sesión de balonmano a los alumnos del colegio. Además de aprender y de disfrutar de una buena mañana, algunos les cogieron mucho cariño.
- Tuvimos la suerte de conocer a 3 jugadores de la Federación Aragonesa de Goalball. El goalball es un deporte creado para personas con diversidad funcional sensorial de poca visión o falta de ella. Se juegan 3 personas por equipo y el objetivo es meter gol dentro de la portería y evitar que marquen en tu portería. La pelota es lanzada con las manos y lleva en su interior un cascabel, por eso este deporte se basa principalmente en el sentido auditivo. Nosotros, los alumnos, nos pusimos un antifaz para ponernos en su lugar. Para finalizar jugamos un partido con los 3 jugadores de la federación, y...¡¡¡¡fue imposible ganarlos!!!!.
-Pudimos trabajar con adolescentes con exclusión social. En este sector lo
que hicimos fue bailar con ellos haciendo Dance Revolution. Pasamos un rato muy ameno y divertido y les intentamos hacer ver que pueden hacerlo siempre que quieran.
- En el Centro de Mayores de Montañana jugamos a la Petanca con algunos de los usuarios del propio centro. En general se podía sentir que se pasó muy bien con esta actividad, ya que junta tanto la competitividad, las relaciones sociales y el disfrute.
- En el mismo Centro de Mayores se realizó la actividad de Baile en Línea.
La sesión gustó mucho tanto a los usuarios del centro como a los demás técnicos deportivos de la clase que se apuntaron a realizar la sesión.
Se quiso contactar con otras asociaciones pero la pandemia no nos dejó. Esperamos que en años venideros podamos dar alcance con esta actividad a más asociaciones.
De estas nuevas metodologías de aprendizaje se benefician tanto el entorno del Ítaca y nuestros alumnos creando una simbiosis a la vez que protegemos a los más vulnerables.